Skip to content

Del Oeste al Este.

septiembre 3, 2013

¡Hola Amigos! Me pongo a releer mis entradas y veo que la última publicación es de hace más de un año. ¡¡SE ME CAE LA CARA DE VERGÜENZA!! Tantas cosas que han pasado en Reino Unido en este año. Tantas historias que deberían haber sido escritas en este espacio, y no lo han sido, pero aún no es tarde para destripar y llevar a vuestros ojos a través de estas líneas esas cosas que hacen diferente a Londres…

En todo este año: hemos pasado frío, mucho, hemos visto nevar en Londres, he pasado la noche vieja aquí… he recibido varias visitas; amigos que han venido a vivir, otros que se han ido de Londres… La vida pasando. Y después llegó el verano: mi mejor amiga se casó (fui a España), por supuesto… He viajado varias veces a España (la primera vez que fui pasaron casi 8 meses), a París, Ámsterdam… y algún viaje más que aún queda pendiente para los próximos meses. Y hasta me he mudado de casa.

Cada día, cada minuto, cada paso que doy por esta ciudad se me ocurren cosas que contaros. De las últimas cosas que he hecho ha sido mudarme de casa. La verdad que fue un poco precipitado. Mi antiguo casero se volvió loco de la noche a la mañana, me pidió como unas 150 libras más al mes (que luego rebajó a 100), y yo decidí escapar. Echo de menos el Oeste, pero dicen que no hay mal que por bien no venga. Ahora vivo en el Este de Londres. Vivo a unos 10 minutos de Brick Lane, cerca de Liverpool Street. Ahora estoy en un ambiente más internacional. Os iré informando.

En cuanto al trabajo, creo que no debería quejarme (aunque es mi afición preferida). En los últimos meses me han dado dos premios. No sé cómo tomármelo. Uno fue algo así como “servicio más rápido al cliente” (200 libras de bonus). Y luego me nombraron mejor “servicio al cliente”. En los dos discrepo: porque en mi compañía hay gente que trabaja tanto, igual, o más que yo; y segundo, hay gente que tiene un servicio al cliente tan bueno o mejor que el mío. Pero después de pasar por caja, no me voy a quejar. Sin embargo, a veces pienso, ¿por qué aquí tanto, a pesar de mi trabajo de supervivencia, y en España si me dejo me escupen en la cara?

Así es, amigos. En cada sitio que uno busca una oportunidad, en nuestro país llamado España, te dan con las puertas en las narices. Yo lo comprobé durante cerca de un año. Y lo sigo comprobando cuando he vuelto a intentar volver. Resulta que hace unos meses eché una especie de beca en una conocida empresa de España, muy potente, sita en Madrid. Había decidido gastar mi premio de 200 libras esterlinas en un billete de ida y vuelta para la entrevista. Entrevista que nunca llegó. Coincidiendo con uno de mis viajes a España en julio decidí llamar por teléfono para ver el estado de mi solicitud. El resumen de mi conversación con una de las secretaria que gestionaba las becas fue la siguiente:

Rubén: Buenos Días, llamaba para informarme sobre el estado de mi beca.
Secretaria: Dígame su especialidad, por favor.
R: Periodismo, gracias.
S: Casualmente hoy es el último día de entrevistas…
R: Eso significa, que sino me llamaron ya, nunca lo harán…
S: Yo no lo diría así, pero sí, tiene usted razón. De todas formas, le digo, que no se agobie hemos recibido como 7.000 solicitudes y como comprenderá ni hemos tenido tiempo de mirar todas las candidaturas. Lo siento. Gracias por llamar. Un saludo.
………….

Creo que nadie se puede imaginar la cara que puse y la sensación de “¿Hola? ¿Seré el gilipollas 6.999 al que no han llamado por que ni siquiera han mirado su presentación o el 4.387?“. No digo que yo sea mejor candidato que los otros 6.999, solo digo, ¿no me dieron ni siquiera la oportunidad de ir a Madrid a la entrevista y demostrar que yo sí que valía para hacer ese trabajo? A veces también pienso que ojalá se quemen en el infierno todas esas personas que han decidido no contar conmigo (en tema laboral), y aquellas que tampoco me dieron la oportunidad de conocerme. El problema no es que yo me queje en mi espacio personal, sino que cada vez conozco más gente, de mi edad, más mayor y más joven que NO SABEN QUÉ HACER CON SU VIDA. ¡Ah! Y el perfil del 90 por ciento de estos jóvenes es con 1 o 2 carreras, 1 o 2 idiomas (además del materno), y máster ¿os parece justo? No me quiero envenenar más, pero ahí lo dejo.

Y volviendo a Londres, a ese que te sorprende cada día justamente el otro día encontré una familia española (madre e hija) que han montado un negocio enfrente de mi casa. Se trata de una cafetería (al estilo Reino Unido, para llevar), y la verdad que se agradece ver un trato así como muy de pueblo, muy cercano.  Por cierto, aquí este año hemos tenido verano.

 

Besos y abrazos.

Anuncios

Aquí tiene su zumo, gracias.

agosto 11, 2012

Más de un mes sin escribir en este blog. MIL DISCULPAS queridos lectores. No he estado de vacaciones, sino que estaba trabajando. ¿Trabajando? Sí, os refresco la memoria, estoy en Londres y no en España. Allá por el mes de abril aterricé en esta isla, viví con una familia, y cuando consideré que ya estaba cansado me puse a buscar trabajo. En una semana hice varias entrevistas de trabajo, y en tan sólo tres días me cogieron en uno, busqué casa y firmé un contrato e hice la mudanza. ¿Cómo fue? Muy largo de explicar. Lo que sí os puedo contar es que trabajo en una cadena de tiendas “fit food”, todo con comida muy saludable, además hay específica para veganos, vegetarianos, alérgicos  a la lactosa, al gluten y también hacemos zumos frescos y smoothies.

Conseguir el trabajo fue toda una aventura. Un tal 7 de julio, San Fermín, fui a hacer la prueba para este trabajo. Mi tienda estaba situada en un pabellón de exposiciones. Ese fin de semana era algo de “frikis”. Sí, gente disfrazada de personajes de cómics, de la Guerras de las Galaxias…  Para mí son gente rara, porque yo no voy a ver el Museo del Prado disfrazado de Menina, qué queréis que os diga. En un principio eran cuatro horas de prueba, pero aquello estaba hasta los topes, no dábamos a basto a hacer zumos y smoothies, así que como al parecer funcionaba en la tienda, me dijeron que si quería quedarme dos horas más,  y luego que si podría quedarme el día entero. Cuando dije que sí, ya me ofrecieron el trabajo. Así fue mi aventura. Un mes después os diré que he trabajo mucho, mucho, mucho, y no soy millonario.

Y claro, trabajo, y mucho, pero en Londres son los Juegos Olímpicos. Que no se me olvida. Increíble, impresionante, espectacular, apoteósico… Leer más…

La locura de la Roja, desde Londres

julio 3, 2012

Cada uno de los partidos de esta Eurocopa los he vivido en estas tierras. Recuerdo dónde he visto cada uno de los partidos y de España, y también donde vi la final de Leyenda que nos brindaron nuestros internacionales. Vivir un acontecimiento deportivo de estas características fuera de tu país, siempre se vive con un plus de patriotismo que cuando se está en la propia España. El triunfo de la Eurocopa de 2008 ya lo viví también a muchos kilómetros de mi casa, en Torino (Italia). Y como muchos de nosotros jamás imaginé poder vivir otro triunfo consecutivo de la Roja, y más, en el exterior, esta vez desde Londres.

Reconozco que hace muchos años no era nada fanático del fútbol, más bien era de los que lo detestaban, y contadas las ocasiones que ponía un partido en la televisión. Sin embargo, ya son varios años que este deporte me gusta, e incluso disfruto viéndolo. Muchas de las tardes-noches aquí en Londres he ido a mi ya nombrado bar “The Three Wishes” (Los tres deseos) de corte irlandés donde ya me toman como uno más de sus clientes. Ahí he visto ganar la Copa del Rey al Barça, la Europa League al Atlético de Madrid, la Liga al Madrid y la Champions (inclusive la eliminación del Barça y del Madrid). Leer más…

Cuando la Reina eclipsa un país: esto es Reino Unido.

junio 13, 2012

Ya hace más de una semana que sucedieron las celebraciones por el 60 aniversario del reinado de Isabel II en Reino Unido y todos los países de la Commonwealth. En primer lugar, mil disculpas por estar tantos días sin publicar nada en este pequeño rinconcito de Internet, el mal tiempo, y las ganas de estar en España y no poder ir, no hacían sentirme inspirado para estar a la altura de lo que me exijo en este blog. Sin embargo, aquí os voy a narrar cada una de las cosas que más me impresionaron durante tres días intensos del Jubileo de Diamante de la Reina de Inglaterra.

Sin duda esta celebración fue un precedente ante los inminentes Juegos Olímpicos que darán comienzo el próximo 27 de julio y que se prolongarán hasta el 10 de agosto. El Jubileo de la Reina movió a cientos de miles de personas alrededor de Londres durante tres intensas jornadas de actos. Leer más…

Al sol, entre cantos rodados.

junio 13, 2012

((ENTRADA ESCRITA  el 2 de junio))

Sol. Ese puede ser el resumen climático de los últimos ocho días en Londres. Me sorprende la facilidad que en esta ciudad se puede pasar del invierno al verano. Aquí tampoco hubo primavera, o al menos la hemos vivido de forma muy invernal. Apenas aún quedan unos días para la gran celebración del Jubilee Diamond (recordaros que es el 60 aniversario de Isabel II). ¿Qué ha pasado en los últimos días? Podríamos combinar las palabras Sol y Bankia a lo largo de todo el post, y echar un poco de Gibraltar para aderezarlo. El Barça ganó la copa del Rey. Los ingleses son unos guarros, y mucha culpa tienen las autoridades por quitar -o no poner- papeleras. Por cierto, también me ha dado tiempo a ir a la playa, que aquí SÍ hay playa. Por cierto, el otro día conocí a una chica procedente de Iraq (Oh, My God!), creo que la abrasé a preguntas comprometidas. ¿Eurovisión? Sí, la BBC se mofó de Pastora, ¡qué le vamos a hacer! Así es la envidia.

Este fin de semana decidí hacer mi primera salida de Londres. Estuve en Eastbourne, ciudad de unos 90.000 habitantes, situada al sureste de Reino Unido, a unas dos horas de la capital, y a media hora de Brighton. Es un lugar puramente turístico. Leer más…

Cuando entre tus lechugas y tú hay 1.582 kilómetros.

mayo 21, 2012

La llama Olímpica ya está aquí. Desde el pasado viernes por los pueblos y ciudades de la isla británica ya discurre la antorcha olímpica que el próximo 27 de julio encenderá el pebetero del London Olympic Stadium. Mientras tanto, las calles del centro londinenses continúan preparándose para un acontecimiento anterior a este: el Jubilee Diamond, la celebración de los sesenta años de Isabel II en el trono. Matiz de fechas, según la web oficial de la Reina, ésta accedió al trono el 2 de febrero de 1952, aunque no fue hasta el 5 de junio de 1953 cuando se celebró su coronación, por eso este año se celebra el 60 aniversario de su ascensión al reinado. Por Londres parece que el frío intenso empieza a desprenderse de nosotros, aunque el fresco permanece entre nosotros. Las lluvia nos empieza a respetar, y el sol continúa jugando al escondite. Sin embargo, el hombre del tiempo de la BBC dice que esta semana hará mejor, veremos qué pasa. Mientras mi semana normal: nada de clubs privados ingleses a lo Willy Fog, eso sí he visto cómo el London Bridge continúa elevándose y me estoy planteando seriamente montarme un huertico en plena City. Leer más…

Dejan de caer calderos de agua y empiezan a llover bragas.

mayo 13, 2012

Casi un mes ha pasado desde que tomé la decisión de venirme a Londres, veintimuchos días en los que he disfrutado, he aprendido un montón,  he echado de menos muchas cosas, pero sobre todo, ha habido días en los que me han llegado bocanadas de aire fresco, mientras en España nuestra clase política se empeña en ahogar a los de siempre: el obrero, la gente de la calle, la gente normal… En esta ciudad continúan las novedades: Oxford Street, una de las calles más céntricas y más comerciales se engalana para el cumpleaños de la Reina, el sol sigue jugando al escondite con nosotros, de repente aparezco en uno de los clubs privados más exclusivos de Londres y caminando a la salida de las estación de Charing Chross me llueven bragas…

Esta semana se puede decir que ha empezado a ser una de las más divertidas en Londres, quizá que haya llovido menos ha ayudado a mi disfrute de la City, pero pensándolo en frío, ¡qué mas da el tiempo! Las propias aventuras de esta ciudad son lo que hacen a uno menos infeliz. El otro día me comentó un chaval que conocí aquí, natural de Barcelona, que él no aguantaba este tiempo. “En mayo en mi zona suelo ir en pantalón corto, camiseta e incluso a la playa. Este tiempo me amarga“, me espetó cuando relacionó su estado de ánimo con el tiempo. En parte lleva razón, pero también os diré que con tanto nublado y lluvia yo me acuerdo constantemente en Asturias. Sinceramente, yo sólo pido que no llueva y que no haga frío de enero. Por cierto, los últimos tres días ha salido el sol, sé que en España estáis asados de calor, yo no puedo decir lo mismo… Sin embargo, aquí el mismísimo Prince Charles (Carlos para los amigos) hizo de hombre del tiempo el pasado jueves cuando visitó las instalaciones de la BBC. Os adjunto vídeo! (( http://www.youtube.com/watch?v=54FKp4Ib4Kk )) Leer más…