Skip to content

Ratones en la nevera y atendido por inmigrantes con un inglés andaluz.

abril 13, 2012

Segundo o tercer día en Londres, ya no sé en qué día vivo con tanto festivo. Me gusta. Estoy contento. Ya van dos veces las que he ido hasta el centro de Londres: Leicester Square, Picaddily, Oxford Circus, Westminster… para mí algo conocido de la otra vez que estuve aquí. Sin embargo, ahora vienen los siguientes retos: abrir cuenta bancaria, comprar número inglés, conocerme mi zona, encontrar un trabajo a media jornada…

Operación banking. Después de leer durante meses desde mi casa de Burgos información de cómo abrir una cuenta bancaria llegó el momento. No tenía contrato, no podía demostrar que vivo donde vivo, no disponía número de la seguridad social inglés, sin embargo tenía mi pasaporte español, que eso debe de dar mucha confianza a un banco. La tarde anterior a abrir una cuenta bancaria tuve mi primer contacto con un español, con mi tocayo Rubén que es de Asturias y que lleva aquí unos cuántos meses, me ha dado muchos ánimos, consejos y me recomendó abrirme una cuenta con Lloyds o Barclays.

Finalmente me decanté por Lloyds. Abrí la cuenta gracias a Brad y George, los niños de mi casa que tienen 8 y 11 años. Quiero destacar su comportamiento ejemplar mientras la espera en el banco. Y aquí mi primera aventura sobre lo del inglés andaluz: primero que nadie se sienta ofendido. Mi inglés no es muy bueno, pero hablo inglés, no inglés indio. Entré en la sucursal, cola de 15 minutos y después tuve que esperar 10 más para que me atendiera la chica que está metida en un despacho.

La señora de la ventanilla fue muy amable, y cuando pasé a la del despacho me empezó a explicar todos los detalles de mi cuenta a toda leche,…, no, no podía ir más despacio sabiendo que soy español. Es más, parece que escupía las palabras. El caso, es que cuando salió de la sala para fotocopiar mi pasaporte, aproveché y les dije a los niños: “Cuando esta mujer habla no la entiendo nada“. Y me respondieron: “Tranquilo, nosotros tampoco la entendemos, es india”. Así que me quedé tan tranquilo. Primera prueba superada, así que orgulloso: cuenta bancaria OPEN.

Mi siguiente hazaña fue a la caza de número inglés. Los de Vodafone España me tienen un poco harto, me prometen liberar mi iPhone por 6 euros, se dan un plazo de 48 horas, y cuando se agota me dicen que 72 horas más, por favor, que Apple aún no les ha enviado el código de desbloqueo. Yo no me lo creo, pero me llevan mareando así 12 días. Como me toquen mucho las pelotas, dejo de pagar y que me corten la línea que me va a dar igual. Así que con este panorama, todo mi gozo en un pozo, sin número inglés que he estado hasta este jueves.

GASTRONOMÍA INGLESA.

Uf, qué complicado explicar qué se come en Londres. Mi abuelo, mi abuela, mi tía, mi madre nada más saben que preguntar que si como voy, y la verdad que no sé qué responder. La mejor definición es que aquí COMEN RARO, o diferente. Yo intento cocinarme cosas normales, pero claro, no hay aceite de oliva (al menos en mi casa). Lo único que hay es un spray de aceite de oliva que sólo tiene una caloría por difusión.

Sin embargo el otro día fui valiente (más que el Cid añadiría mi madre) y probé un plato típico de aquí: ‘beans in a toast’, vamos alubias sobre una tostada. Sinceramente aún no me creo que haya comido eso. Os cuento la receta que es muy sencilla:

  1. Coges el bote de alubias con tomate (que venden en el Tesco, Salsbury etc, ), lo calientas en un cazo.
  2. Mientras se calientan las alubias, se tuesta el pan en el tostador.
  3. Pones un poco de alubias sobre la tostada. Rallas queso y con el calor se va a deshacer. Y listo para disfrutar.

Yo ahora soltaría un “vamos, no me j*das” que eso es un plato para comer. En fin, estaba rico, pero que no son maneras de alimentarse, señor mío!! ¡Ah! Me falta de contaros lo de los ratones. Muy gracioso. Estaba buscando por el congelador y de repente me encuentro (casi en el fondo) una bolsa de plástico con, ¿20 ratones pequeños congelados? Vaya susto. Pero es que en un terrario hay una serpiente, y se alimenta de ratones, qué le vamos a hacer, que así es la naturaleza.

Adelanto que para el próximo post tendré que contar mi primera noche de “fiesta” en Londres, mi faceta -hasta ahora oculta- de jardinero y el descubrimiento de: en bici me ahorro 1,30 pounds. Todos pensando en mi noche de fiesta, ¿eh?Estuvo bastante bien. ¿Sería noche de sexo, drogas y alcohol?

Besos y abrazos.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. Azuki permalink
    abril 14, 2012 1:09 pm

    jajajajajaja me parto con lo del spary de aceite, una caloria por difusión!! jajajajjajajaa ve y comprate una botella en el tesco k aunque sea caro hay!!! y lo de la tostada no me extraña de ellos, comen beans de esas en lata hasta pa desayunar!! jajajaajaj ánimo! estoy esperando tu nueva entrada de noche de fiesta eeeeh

  2. bego permalink
    abril 14, 2012 1:58 pm

    cuando vuelves a escribir jejeje, está siendo necesario leerte cada vez más, me encanta cómo lo haces 😉

  3. abril 14, 2012 2:10 pm

    Rubén qué gracia tu post. Sigue contando tus andanzas por allí que no tienen desperdicio.
    Un abrazo!

    Marta Salinas

  4. agus permalink
    abril 16, 2012 8:58 pm

    ten cuidado con las cervezas, no sea que un dia te metas los ratones entre pan y pan

  5. Loren permalink
    abril 18, 2012 5:47 pm

    Impresionante sobrino, como te empiece a leer la gente, vas a tener que dedicarte solo a tus relatos de Blog.

    Sigue contandonos cosas, por favor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: