Skip to content

Aquí tiene su zumo, gracias.

agosto 11, 2012

Más de un mes sin escribir en este blog. MIL DISCULPAS queridos lectores. No he estado de vacaciones, sino que estaba trabajando. ¿Trabajando? Sí, os refresco la memoria, estoy en Londres y no en España. Allá por el mes de abril aterricé en esta isla, viví con una familia, y cuando consideré que ya estaba cansado me puse a buscar trabajo. En una semana hice varias entrevistas de trabajo, y en tan sólo tres días me cogieron en uno, busqué casa y firmé un contrato e hice la mudanza. ¿Cómo fue? Muy largo de explicar. Lo que sí os puedo contar es que trabajo en una cadena de tiendas “fit food”, todo con comida muy saludable, además hay específica para veganos, vegetarianos, alérgicos  a la lactosa, al gluten y también hacemos zumos frescos y smoothies.

Conseguir el trabajo fue toda una aventura. Un tal 7 de julio, San Fermín, fui a hacer la prueba para este trabajo. Mi tienda estaba situada en un pabellón de exposiciones. Ese fin de semana era algo de “frikis”. Sí, gente disfrazada de personajes de cómics, de la Guerras de las Galaxias…  Para mí son gente rara, porque yo no voy a ver el Museo del Prado disfrazado de Menina, qué queréis que os diga. En un principio eran cuatro horas de prueba, pero aquello estaba hasta los topes, no dábamos a basto a hacer zumos y smoothies, así que como al parecer funcionaba en la tienda, me dijeron que si quería quedarme dos horas más,  y luego que si podría quedarme el día entero. Cuando dije que sí, ya me ofrecieron el trabajo. Así fue mi aventura. Un mes después os diré que he trabajo mucho, mucho, mucho, y no soy millonario.

Y claro, trabajo, y mucho, pero en Londres son los Juegos Olímpicos. Que no se me olvida. Increíble, impresionante, espectacular, apoteósico… Éstos pueden ser algunos de los adejtivos para describir lo que se está viviendo en Londres, o lo que se vivió en la ciudad los días previos a la Ceremonia de inaguración. Y aquí hago un alto. Que nadie crea al periodista de Televisión Española que se atrevió a decir el día antes del pistoletazo de salida de los Juegos que aquí no había ambiente. ¿Hola? ¿Te pagan con dinero público por decir en una crónica de 30 segundos que en Londres no hay ambiente de JJ.OO.? Primero, querido compañero del metal, vive aquí antes y durante y luego ya comentas si hay más ambiente o menos. Segundo, no inventes. Y tercero, no sabes la cantidad de periodistas que ponemos zumos, hamburguesas, cervezas o  venden ropa, en Londres que te dan más de mil vueltas sobre lo que pasa, hay y deja de haber en esta ciudad.

¿Por qué me pongo así? Pues bien, por toda esa gente que gana del dinero público y no se toma su trabajo en serio. Llamémoslo Radio Televisión Española, Adminstración Central o Autonómica, o un largo sin fín de pozo sin fondo del que algunos cobran y no trabajan. Señores, que no os podéis imaginar la gente que está en esta ciudad, española, con estudios, con más de una carrera, máster, que habla perfectamente inglés. Realmente no sé si hay alguien consciente de que con sus impuestos (y los de mi padre, por supuesto) a mí me han pagado cinco años de carrera, un año en Italia (también con ayuda de familia, por supuesto) y ¿dónde estoy cotizando? Pues eso.

Al margen de mis filosofías de aniquilar a todo aquel irresponsable con dinero de todos, volvemos a los Juegos Olímpicos. Esta ciudad está preciosa. La vida olímpica se vive sobre todo en en el Olympic Park, pero el centro de Londres también tiene su trozo de Juegos. Y eso es gracias al Beach Volley, o al volley playa de toda la vida. La pista de esta disciplina olímpica está instalada en las House Guards Parade, muy cerquita del 10 de Downing Street y al lado de Trafalgar Square. Viví la Ceremonia de apertura en la zona de Tower Bridge (el puente azul que se levanta), y por dónde pasó Beckham con la lancha rápida y la antorcha. Aquí os dejo una foto un par de horas antes de que comenzara el inicio de los Juegos.

Vivir el inicio de los juegos, como decía anteirormente ha sido algo excitante, histórico y casi indescriptible. Hay afortunados que tenían tickets para el gran día, pero sin duda la ceremonia se pudo disfrutar casi más por televisión que allí en directo, y todo ellos gracias a Boyle que creó un espectáculo muy cinematográfico. Os puedo asegurar que fue increíble vivir el inicio de Londres 2012 entre el ambiente inglés.

A continuación  os dejo otra foto de la misma zona pero con otra perspectiva. Una semana antes de que comenzaran los Juegos asistí a una feria de vinos de La Rioja que había en Tower Bridge, la verdad que yo soy de la  Ribera del Duero, pero tengo que confesar que alguno de los vinos que bebía estaba ricos, eso sí, Crianzas, que los Jóvenes no me sabían a nada.

Amigos y amigas, tengo que contaros muchas cosas. Aventuras con los Juegos Olímpicos, curiosidades, la similitudes enter León de la Riva y Boris Jonhson, e historias de flirteos con los clientes, y desventuras con los mismos. Pero todo eso será en el próximo capítulo.

Beso y abrazos.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. agosto 27, 2012 4:36 pm

    Suena genial tu crónica Ruben, disfruta y escribe de vez en cuando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: